La muerte de Fidel Castro

 

El pasado 25 de Noviembre murió Fidel Castro, el Comandante, el Dueño y Señor de esa isla paradisíaca llamada Cuba. Personaje controvertido donde los haya, el Dios de la revolución para unos, el Demonio comunista para otros. Siendo realistas y conociendo un poco a los cubanos y a su bella isla, tenemos que hacer frente a la evidencia, el sistema Castrista ha sido un rotundo fracaso. Tengo amigos cubanos muy queridos. No son descendientes de las familias bienestantes que emigraron a Miami con la Revolución. Ellos vivieron todo el cambio y creyeron en Fidel, pensaron que el comunismo les traería igualdad económica, social y cultural. Nada más lejos de la realidad. Tuvieron que emigrar a países lejanos para poder vivir dignamente y, sobre todo, enviar a su familia en Cuba medicinas, electrodomésticos, mantas, ropa, algodón, y sobre todo dinero. Ellos son los testigos de la historia. Ellos son la verdad. Creyeron en un sueño y despertaron a base de miseria indigna. Mientras, los otros cubanos en el poder, vivían como marajas, vaya menudo comunismo.

Ahora francamente no sé qué pasará, Cuba será la próxima China con un Capitalismo salvaje o será otro Estado de USA, no sé. Lo que tengo claro es que hay varias generaciones de cubanos perdidas, malviviendo, acomodados a la pobreza, sin esperanzas ni empuje ni cultura del esfuerzo para prosperar. Sí, hay muchos de ellos que emigraron y se amoldaron, luchando como todos nosotros, trabajando, estudiando. Pero y los que todavía están en la Isla?

Mi estimado Profesor, Tito Maciá, nos ha regalado con la Carta Natal del susodicho. Con su muerte ha podido calcularla bien. Aunque hay muchas versiones, yo confío en Tito, ha estado esperando este momento mucho tiempo. Bueno pues Fidelín era Virgo, Sol, Luna, Marte y Venus en el Signo de la Virgen. El máximo Dispositor es Mercurio, el planeta que manda en su carta. Este Mercurio está en Leo en conjunción con Neptuno. Mercurio puede ser el Gran Estafador y Neptuno el Engaño. Mi primera profesora de Astrología, una Israelita que aunque estaba en Barcelona seguía teniendo el carácter de una Judía en guerra, ya me lo advirtió: «no te fíes nunca de un Mercurio en conjunción a Neptuno, engañan». Et voilà, no tengo más que añadir.

Mucho amor a los Cubanos

Foto: Carlotta Cominetti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.